Un desafío importante se ha tomado la agenda emprendedora de Chile en los últimos 10 años, innovar. Hemos pasado de un incipiente modelo de gestión innovadora importado desde Europa a mediados del 2000, impulsado por privados y divulgado por la academia hasta transformarse en uno de los rubros que impulsa la economía cada día con más fuerza. Pasamos de trabajar aisladamente en pos de la eficiencia operacional, a empaquetar tecnologías de alto potencial escalable a nivel mundial. El viaje no ha sido fácil pero hoy la economía necesita diversificar la matriz productiva desde la extracción de recursos a ser exportadores de soluciones con valor agregado, movilizando y fortaleciendo el capital intelectual de Chile.  

En este aspecto nuestro país presenta números en innovación muy parecidos al promedio de los países desarrollados, (lo que es bueno); sin embargo, el rendimiento del valor agregado de estas innovaciones es bajo en comparación a los países miembros de la OCDE, y más aún, el gasto en I+D ha ido disminuyendo en los últimos años, encontrándose bajo el nivel de gastos de los países asociados y por de bajo del promedio de Latinoamérica y el caribe. 

Según la Octava Encuesta Nacional sobre Gasto y Personal en I+D la inversión fue de $640.078 millones, lo que equivale al 0,36% del PIB, comparado con un 2,34% promedio de los países miembros de la OCDE. (fuente: CORFO).  

En la otra vereda, la demanda de innovación en ecosistemas latinoamericanos se encuentra en pleno crecimiento, y bajo este paradigma las innovaciones Made in Chile para el sector minero son codiciadas. La experiencia y años de aprendizaje nos han dado por primera vez la ventaja competitiva de exportar conocimiento. Por esto Quintil Valley empresa consultora encargada de diseñar y operar del Programa Bien Público Antofagasta Scale Ventures tuvo la siguiente visión, la activación de ecosistemas innovadores y colaborativos es el futuro de nuestro valor. Ayudar a las empresas de Chile a internacionalizar sus innovaciones es el objetivo de ASV.  

Hoy el ecosistema está activado y en crecimiento, reuniendo convocatorias y retos ágiles desde Perú, a través del Hub de Innovación Minera del Perú, Brasil con Nexa Resources y Colombia con Anglo Gold Ashanti. Con una experiencia en expansión ASV ha logrado la internacionalización de al menos tres innovaciones Made in Antofagasta, y varias más en carpeta para los próximos meses. La tendencia indica que cada vez más la opción de salir al mundo es la respuesta para el éxito, y en eso nuestros aliados como CORFO, PROChile, OTLA UA ponen el foco. 

Finalmente, la invitación para todos los emprendedores es a perseverar, utilizar las herramientas para romper el paradigma y ver las oportunidades que ofrece el mundo, con Antofagasta Scale Ventures ayudaremos con las redes y la convocatoria. 

 

Rodrigo Moraga Milán 

Ejecutivo de Proyectos, Antofagasta Scale Ventures.  

Deja un comentario

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.